Como en el 86, por Edgardo Broner

Fútbol Pensado le da 86 veces la pelota al lector más allá de la mitad de la cancha para que pueda hacer el mejor gol de la historia. seguir leyendo

20.1.10

Disparos tropicales


Steve Coconut Grove sabía todo respecto a los cocos. Criado en la frondosa playa caribeña de Sand Paradise, se ganaba la vida vendiéndoles cocada a los turistas, ofreciendo según las preferencias el coco de agua o el de carne. Desde niño jugaba con sus amigos al fútbol descalzo, con un coco verde como pelota.

Por ello descolló en la selección de St. Kitts, aunque siempre tuvo dificultades para darle dirección a sus impresionantes disparos cuando debía patear un balón esférico con incómodos botines. Sus lanzamientos llegaban a tomar una velocidad de 150 kilómetros por hora, por lo que sus tiros libres generaban pánico, especialmente a los hinchas de la tribuna alta.

Un penal suyo en la eliminatoria de la Concacaf pegó en el travesaño y lo partió en dos. Pese a ello inmediatamente pudo continuar la competición.

¿Cómo fue posible hacerlo con esa anomalía?

2 comentarios:

  1. Luis (Bs As Argentina)6.2.10

    Mmmm, el referi pitó este penal mas alla de los 90 minutos de juego, como el penal es la unica infraccion que impide el final del partido y debe realizarse si o si, el jugador patea el penal, rompe el travesaño en 2, termina el partido, se cambia el arco y continua la competicion.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7.2.10

    2 opciones...

    Primera.. estaban en definición por penales... Rompe el travesaño, pero siguen pateando en el otro arco...

    Segunda.. Rompe el travesaño, pero no a lo largo sino a lo ancho. Es decir que sigue habiendo un travesaño de 7 metros y pico de largo, pero con menor grosor.

    ResponderEliminar