Como en el 86, por Edgardo Broner

Fútbol Pensado le da 86 veces la pelota al lector más allá de la mitad de la cancha para que pueda hacer el mejor gol de la historia. seguir leyendo

10.10.11

Adentro del televisor (Columna Gol de Venezuela)


Gol de Venezuela
Edgardo Broner
Desde adentro del televisor

La fantasía infantil de meterse adentro del televisor para ser también protagonista
se convertirá en realidad mañana. Los jugadores de la Vinotinto, que se preparaban en el Oriente del país, el viernes se instalaron frente a la pantalla para ver el juego de su misma selección en Quito. Los representaban quienes se habían preparado en las alturas merideñas para correr de igual a igual que los de la Mitad del Mundo, pero los locales pusieron a los mejores, como al imparable Antonio Valencia, que cruzó el Atlántico como varios de ellos, que ahora miraban de lejos. La máxima categoría ecuatoriana estaba en el campo y la venezolana observaba a casi 3 mil kilómetros.

Cichero quería entrar al televisor para frenar al volante del Manchester, mientras Vizcarrondo y Amorebieta saltaban desde las sillas para rechazar sus centros y Rosales intentaba cerrar el otro lateral. Tomás Rincón no podía quedarse sentado viendo que la mitad del campo tenía el semáforo en verde y las pocas pelotas recuperadas se entregaban mal. Arango pidió patear algún tiro libre, al tiempo que Rondón y Fedor querían buscar los balones que no llegaban al área. La impotencia de observar desde tan lejos que no se puede dejar de lado a los mejores para un partido crucial tendrá la revancha de los superhéroes que ya están entrando a todos los televisores del mundo para enfrentar a Argentina.

Mirando a los futuros rivales, observaron que la espectacular actuación de Higuaín y Messi tuvo complicidad de la zaga chilena y que el primero de los goles vino de un tiro libre mal ejecutado que dejó todo el terreno libre para un contragolpe. Ahora juegan de manera vertical y la estrella del Barcelona no es más la única alternativa de pase. Ningún balón deberá envolverse para regalo y habrá que reducir los espacios de maniobra. Percibieron las debilidades de la defensa albiceleste en cada ataque, con laterales que facilitaban corredores casi como los de Quito y centrales desubicados. Mientras se van acomodando dentro del televisor, lo repiten. Con audacia equilibrada se podrá mejorar la imagen borrosa que quedó en las pantallas.

ebroner@gmail.com
Twitter: @ebroner

No hay comentarios:

Publicar un comentario