Como en el 86, por Edgardo Broner

Fútbol Pensado le da 86 veces la pelota al lector más allá de la mitad de la cancha para que pueda hacer el mejor gol de la historia. seguir leyendo

4.3.12

Copa Libertadores de Fútbol Pensado


Ahora la Copa se juega todos los días. A los partidos conocidos de martes, miércoles y jueves, se agregó la Libertadores de Fútbol Pensado, que se extiende de viernes a lunes. En www.pasionlibertadores.com la cancha se llena de hinchas ingeniosos que buscan el gol y suman goles para sus equipos. Bienvenidos.

1.3.12

Ilusiones astrológicas


Leo Di Capricornio envió un mensaje esperanzador para la Vinotinto. Aseguraba que ninguna de las 9 selecciones, en la doble jornada de junio, iba a repetir el resultado de la fecha FIFA de amistosos, refiriéndose a triunfos, derrotas o empates, no al número de goles.

“El que ganó el 29 de febrero, no ganará en junio. Quien igualó, no igualará. Y quien perdió, no volverá a caer”, sentenció el astrólogo.

Bolivia derrotó a Cuba, Colombia a México, Argentina a Suiza y Ecuador a Honduras. Además Uruguay empató con Rumania, Perú con Túnez y Chile con Ghana.

¿Quiénes serán entonces los ganadores de los partidos Uruguay-Venezuela, Bolivia-Chile, Perú-Colombia, Argentina-Ecuador y Venezuela-Chile?

Ya no hacen falta los promedios (Argentina)


Fútbol pensado
Edgardo Broner
Ya no hacen falta los promedios

La razón para mantener los engorrosos promedios para el descenso es la misma que proclaman el presidente de la AFA y el secretario general de Futbolistas Argentinos Agremiados: es la única manera de que todos los partidos tengan algún sentido, dicen. Y ya no es más cierto.

El argumento inicial de proteger de una mala temporada a los equipos que en general cumplían buenas campañas pasó al olvido. Ya bajaron tres grandes y otros protagonistas importantes de los torneos de Primera. Mientras tanto los hinchas ven pasar números que no alcanzan a entender.

Así que todos los argumentos se reducen a que cuando un cuadro no tiene más incentivos en el torneo, igual ponga énfasis en ganar para tener más aire para el futuro. Para eso no hace falta continuar dividiendo por tres o por dos.

El cambio surgió seguramente sin quererlo. Se debe al desfasaje creado el año pasado entre la clasificación a la Copa y las definiciones de permanencia. Diciembre indica quiénes irán a la Libertadores y a la Sudamericana. Junio anuncia cuáles bajarán o jugarán la Promoción.

De esta manera, no hace falta promediar nada, solamente mantener las decisiones corridas. No habrá club que pueda darse el lujo de despreciar un partido. Si en noviembre ya no tiene posibilidades de internacionalizarse, deberá sumar para la permanencia que se define en junio. Si en mayo parece salvado del descenso y no tiene chance para el título del Clausura, igual le convendrá acumular para llegar a alguna Copa en diciembre.

Y el campeón de junio, clasificado a la Libertadores del año siguiente, ¿tiene necesidad de sumar el resto del año? Claro, porque empieza de cero, como todos, la tabla de permanencia. Igual que si un argentino gana la Libertadores. Y no se pueden relajar como quienes están holgados ahora.

Por casualidad o por lo que fuera, la decisión del desfasaje permite el alivio colateral de terminar para siempre con los promedios. Los hinchas felices tendrán una tabla más clara, sin que haya que dividir por 3 o por 2 según los casos. Los jugadores y los técnicos lo verán más fácil. Los periodistas dejarán de padecer y solamente entrarán en crisis los vendedores de calculadoras.

ebroner@gmail.com
Twitter: @ebroner