Como en el 86, por Edgardo Broner

Fútbol Pensado le da 86 veces la pelota al lector más allá de la mitad de la cancha para que pueda hacer el mejor gol de la historia. seguir leyendo

23.12.13

Año del atleta



Las fiestas de diciembre en el paréntesis deportivo encuentran grandes espacios en los medios, propicios para los trabajos que no caben en otra época, las especulaciones de pases que muy difícilmente se concreten y los balances de los casi 365 días. También se distingue a los mejores con criterios variados y se mezclan deportes imposibles de comparar.

En Argentina, los periodistas entregan el premio Olimpia de Oro, con uno de plata para el mejor de cada especialidad. En el fútbol lo dividen en dos para reconocer también al más destacado del medio local (Maxi Rodríguez), además del fijo para Lionel Messi. Cuando el 10 del Barcelona queda al margen de algún galardón internacional, en su país la indignación es general, pero los dos últimos Olimpias fueron para los boxeadores Maravilla Martínez y Marcos Maidana.

En Venezuela, el Atleta del Año se duplicó para darles lugar a los deportistas amateur y separar así en dos las ensaladas de componentes incompatibles. Hubo ocasionales reconocimientos a Carlos Maldonado y Gilberto Angelucci, pero lo habitual es que el mejor futbolista figure a partir del cuarto lugar, como sucedió ahora con Juan Arango. Y así es difícil aceptarlo como una distinción. No hay manera de comparar los juegos diferentes, los individuales con los colectivos ni los que atraen a millones con los clandestinos.

Para elegir a la selección nacional del año, la pelea se redujo al fútbol. El premio fue para las brillantes chicas vinotinto Sub-17, campeonas sudamericanas. En segundo lugar quedaron los muchachos de la misma categoría, que clasificaron por primera vez a un Mundial, subcampeones por diferencia de gol, con los mismos puntos que Argentina y Brasil.

Esta comparación tampoco es obvia. El fútbol masculino es el deporte número uno del mundo y para 200 países su selección nacional es la representación patria más importante. Las categorías menores caminan en esa dirección, en preparación y exigencias, por lo que cada rival pone lo máximo. En el femenino los esfuerzos son parciales ya que la repercusión es mucho menor. No es justo premiar a unos por encima de otros.

Las formidables actuaciones de los muchachos y las chicas, así como la jerarquía de Rondón, Arango o Vizcarrondo que pelearon hasta el final buscando un cupo a Brasil, más que para elegir al atleta del año comparándolos, fueron para recordar a 2013 como el año del atleta vinotinto.

ebroner@gmail.com

Twitter: @ebroner

Columna publicada en el diario Panorama el 22.12.2013

16.9.13

Antonio y Andrés



Antonio Sanabria debutó en la selección mayor de Paraguay a los 17 años. En el triunfo sobre Bolivia entró con la camiseta albirroja, la misma que había usado en el Mundial Sub-20 y en el Sudamericano Sub-17, cuando Beycker Velázquez le atajó aquel penal que en un instante cambió el curso del partido por el golazo inmediato de Andrés Ponce.

Tonny Sanabria juega en el Barcelona y se comentó la posibilidad de que representara a España, como a esa edad también había sucedido con su ídolo Lionel Messi. El joven tuvo que lidiar con la presión que llegó de su país. Con su mirada adolescente, insistía con dolor que no quería hablar más del tema. Los días de abril en San Luis juntaron dos goleadores a 50 metros de distancia. Tonny era el más buscado en la concentración guaraní del hotel Vista. En el Quintana vivían los venezolanos y los micrófonos llegaban con la curiosidad de los tantos determinantes de Andrés, con un repertorio de primera clase.

El zuliano también tuvo que responder preguntas incómodas de la insistencia de la radio colombiana sobre sus parientes en el país vecino. Se manejó con tranquilidad, muy bien protegido por el ambiente creado por el cuerpo técnico de Rafael Dudamel. Mantuvo su sencillez pese a la fama que comenzaba a rodearlo, invocando a Dios en cada momento.

Los dos goleadores pasaron años de sacrificio. La madre de Tonny emigró con sus cinco hijos a España. La gente del Barcelona se asombró con los goles del muchachito del Blanca Subur de Sitges y su incorporación al club famoso marcó un cambio en sus vidas, aunque sus parientes no iban a verlo jugar por miedo a que los detuvieran por su situación de indocumentados.

La familia Ponce pasó momentos difíciles también con la emigración desde Colombia. El fútbol también fue el camino del cambio con la enorme calidad de Andrés, que se proyecta para seguir los pasos de su espejo Salomón Rondón. Entre la lesión y las acusaciones nacidas en la mala intención de la triste disputa entre representantes, el presente se ha vuelto muy duro.

El futuro de Andrés hará historia en la Vinotinto y en un club grande del mundo. Como lo está por lograr Tonny. Tiene el máximo apoyo en el grupo de la Sub-17, el Táchira y su gente. Tendrá que lidiar con lo demás. Los que quieren perjudicarlo se abrazarán con el país cuando llegue la clasificación mundialista con las definiciones del devoto del gol zuliano.

ebroner@gmail.com

Twitter: @ebroner

(Columna publicada en el diario Panorama el 15.9.2013)

26.5.13

Para ti, Andrés



Los jugadores del Táchira ya habían pasado rumbo al vestuario y él todavía caminaba dolorido, sin zapatos, con las medias negras sufriendo cada pisada del suelo desnivelado y la rodilla inflamada hasta impresionar. Andrés Ponce vivió un día difícil que iba a oscurecerse más cuando llegara el diagnóstico, el más temido con lo que nadie quiere escuchar. La rotura de ligamentos cruzados requiere más de seis meses para reaparecer.

El maravilloso momento del zuliano en el Sudamericano Sub-17 tuvo agasajos apresurados porque el equipo aurinegro lo necesitaba. Y en el juego decisivo hacia la Copa Sudamericana fue titular por encima de Giancarlo Maldonado. Iban 20 minutos y sus manos hicieron el gesto de pedir el cambio, sorprendente para un abanderado del coraje, por lo que se sabía que le resultaba imposible continuar.

Siete goles decisivos en San Luis lo ubicaron en todos los equipos ideales del torneo, no hubo micrófono que no lo buscara y su foto fue la más repetida, por más que se esforzaba en repartir los méritos a sus compañeros, agradeciendo en cada momento a Dios. Llegó y jugó en Miraflores con el Presidente a mantener el balón sin que tocara el piso, fue recibido con honores en Maracaibo y encontró todas las expectativas en San Cristóbal.

Era demasiado para la cabeza de un muchacho de 16 años y en los últimos días resurgieron los molestos cuestionamientos sobre su nacimiento. La protección del cuerpo técnico vinotinto no es igual a la distancia, si bien hay un contacto permanente, y toda esa pólvora estalló en la inaceptable superficie del estadio caraqueño.

Ponce podrá perderse el Mundial, con el dolor que le provocará a él, a sus compañeros y a todos los hinchas. Es irreemplazable, como Messi en Argentina, por más que habrá unos meses para practicar sin él, apostando a valores como Nicolás Márquez. Aparece siempre para convertir el gol cuando hace falta y hasta para inventarlo si no llega el balón.

Es inolvidable su imagen por televisión diciéndole “Para ti, Aníbal” a su amigo Rosales, que había sufrido la misma lesión. El equipo volverá a crecer en la adversidad, mostrará banderas con su nombre y le dedicará cada gol. Pero lo más importante es que Ponce se recupere con calma en un entorno de afecto, despeje su mente y vuelva renovado a las canchas. Para ser el goleador sensacional con el que cuenta el futuro de la Vinotinto.

(Columna publicada en el diario Panorama el 26.5.2013)

ebroner@gmail.com

Twitter: @ebroner

30.4.13

Alma llanera



En San Luis la gente cantaba y bailaba con el triunfo argentino, pero desconocían cómo terminan las fiestas en Venezuela. El derechazo que silenció el estadio fue de alguien que nació en esta ribera del Arauca vibrador. Con 10 jugadores desde hacía largo rato, Ronaldo Peña seguía creyendo: “Todos me decían que éste era mi partido, que mi gol venía y yo tenía la sensación de que Dios me iba a ayudar para hacerlo. Estaba cansado, pero seguía corriendo y los defensas ya estaban liquidados. La jugada viene de atrás, Ponce se la tira por encima a Caraballo, me ve y me la da con el pecho y no lo pensé dos veces, dije ‘este es mi gol’ y le di durísimo al otro palo”. Así se mantuvo el invicto en el hexagonal, en el mismo nivel que Argentina y Brasil.

El Ronaldinho de Acarigua, hermano de la espuma, de las garzas, de las rosas y del sol, había generado el 1-0 que durante cuatro minutos le estaba dando el título a Venezuela. “Se la venía pidiendo a La Mantía porque por la raya soy mortal, nadie me agarra. Me la dio e hice la mía. Cuando veo a Ponce que levanta la mano se la puse al pie, la virtud de él fue que la metió”. Séptimo gol del zuliano, todos determinantes, ante seis rivales diferentes.

La expulsión de Marrufo, otro llanero, fue un golpe duro. Ronaldo le dijo al árbitro: “Usted tiene toda la razón, espero que nunca se equivoque”, lo que lo hizo pensar un instante antes de que le mostrara la tarjeta amarilla. Con la alegría del 2 a 2 llegó la segunda. “Estaba celebrando, Ponce me agarra y dice ‘tírate que estoy cansado´, yo le dije ‘no, vamos para ver si hacemos otro’, entonces me hala fuerte y me saca la camisa. Le dije al línea que fue sin querer, pero ya nos miraba mal”.

Cuando le colocaron la medalla pensó en su mamá, recordando las veces que llegaba a la casa fastidiado por haber perdido. Al aterrizar en Maiquetía esta tarde lo primero que quiere es abrazar a ella y a su hermana. Dice que le dan energías para salir a la cancha.

El domingo abrazó a Manolo, el dueño del hotel Quintana, que el primer día le había dicho que iban a quedar primeros o segundos. Ronaldo le repetía al coach Jeremías Álvarez que iban a salir campeones. Un optimista con fundamento extendido hasta el Mundial, que ama, llora, sueña, ríe y le canta a Venezuela con alma de jugador. Con sus 22 compañeros hizo sonar el “Alma Llanera” en la cumbre del fútbol sudamericano.

(Columna publicada en el diario Panorama el 30.4.2013)

ebroner@gmail.com

Twitter: @ebroner

27.4.13

Teleférico a Dubai



Mérida es tierra de fútbol, cuna de grandes jugadores como Richard Páez, y también está presente en el plantel mundialista a través de Francisco La Mantia (se pronuncia acentuando la “i”) y Nicolás Márquez. Ambos comenzaron en la Academia Emeritense, conducida por los hermanos del entrenador que cambió el rumbo vinotinto, pasaron al Country Club y siguieron con los anhelados colores de Estudiantes, la pasión de quienes aman el fútbol con el Pico Bolívar de testigo. Ahora el teleférico los llevará al Mundial.

Volante de contención con asistencia perfecta, La Mantia corta balones y toca bien. Entiende que deben hacer una vida diferente a la de sus amigos. “Es lo que uno eligió como estilo de vida, todos amamos esto y seríamos capaces de soportar cualquier cosa por nuestra pasión”. También ve claro el juego: “Hay que tratar de manejar los tiempos. El profesor me pide que mantenga al equipo bien ordenado, juegue a dos toques y me sume al ataque”. Se complementó con distintos compañeros: “Hay muy buena comunicación entre nosotros, respaldándonos siempre”. Dueño de los tiros libres con el pie derecho, fue practicando y mejorando. “Lo que más cambié es la intensidad para disputar cada pelota”, analiza.

Márquez llegó marcando goles para Estudiantes entre los mayores, pero tuvo que esperar en el banco. Dudamel elogió su dedicación y explicó que su presencia empujaba al gran rendimiento de Peña y Ponce. El número 19 aguantaba: “Tenía dos delanteros de gran jerarquía delante. Estaba feliz por el equipo, pero algo angustiado porque no podía jugar. Se me dio la oportunidad y creo que la supe aprovechar. El profesor me dijo que pusiera toda mi jerarquía a conveniencia del equipo. Peña por el costado demostró que es muy bueno, los tres nos entendemos muy bien”.

Hinchas de Estudiantes, valoran la historia de sus técnicos Chuy Vera y Ruberth Morán, más a Ricardo Páez en el orgullo por esa camiseta. Rincón es el referente de La Mantía, Rondón de Márquez. El volante agrega a Zidane, el delantero a Ronaldo y Ronaldinho.

Sus familias estuvieron al comienzo en San Luis y ahora se emocionaron por teléfono. Están a la cabeza de las dedicatorias y las extienden al apoyo del país que pudieron unir. Con Argentina quieren borrar la única derrota y coinciden: “Trabajamos para ganar todos los partidos”.

La Ciudad de los Caballeros es también de los mundialistas.

(Columna publicada en el diario Panorama el 27.4.2013)

ebroner@gmail.com

Twitter: @ebroner

25.4.13

Mundialistas desde siempre



Era tan grande la alegría de los muchachos corriendo por el campo y abrazándose después del empate con Uruguay que no tenía sentido que alguien les dijera que todavía faltaba algún detalle para tener el cupo seguro para Emiratos Árabes. Cuando salían del vestuario, entre las felicitaciones, resonaba la palabra “mundialistas”. Y lo eran desde hace tiempo aunque faltara un resultado, porque otra vez mostraron categoría, orden, preparación, fortaleza mental, técnica y buen juego, ingredientes indiscutibles para llegar muy lejos.

El gol del empate sintetiza todas esas virtudes, cuando faltaban 10 minutos, en desventaja tras haber sido superior a lo largo del partido. El aluvión uruguayo esperado no fue tal y el control del balón había sido vinotinto, no concretado en la red por algunas imprecisiones dentro de un tránsito fluido, seguro. Pero la buena zurda de José Hernández comenzó el desparramo, Eduardo Maceira hizo un sombrerito con atrevimiento y habilidad, para que Andrés Ponce no perdonara al recibir el centro. El héroe zuliano había perdido dos oportunidades y se sabía que la tercera iba a terminar en la red.

El campo se había inclinado hacia el arco del seguro Cardozo y pudo haber sido un final con victoria, pero para ello hizo falta otra actuación sensacional de Beycker Velázquez evitando tres veces el segundo gol celeste. Antes las nubes devolvieron un balón inesperado de donde surgió el 0-1, pero la actitud vinotinto fue siempre ganadora. Además del ingreso positivo de Hernández y Maceira, Nicolás Márquez brilló después de haber esperado varias semanas. El capitán Díaz apuntaló al equipo con su solvencia y Ronaldo Peña se retrasó como volante derecho en un grupo en el que todos aportan donde haga falta.

Los chicos vieron el primer tiempo de Brasil-Perú y se fueron al hotel. El cuerpo técnico se quedó para Argentina-Paraguay, por lo que la alegría estuvo repartida, pero además había que analizar al rival del domingo. El futuro sonríe con un grupo que soñaba con la clasificación, está en lo alto peleando el título e irá al Mundial con planes grandes. Pasó la noche de la celebración, con la confirmación del pasaje tan querido por el país, que aplaudió a la distancia el cartel que le dedicaba el logro. Hoy se reanudarán los entrenamientos, donde los dientes apretados de siempre estarán a la vista con las mejores sonrisas del mundo.

(Columna publicada en el diario Panorama el 25.4.2013)

ebroner@gmail.com

Twitter: @ebroner

De Oriente a Los Arcos



Las piezas de la maquinaria vinotinto están respondiendo en cada lugar. El sistema de tres defensores de Dudamel se complementa con laterales volantes que recorren las bandas con un enorme desgaste. José Caraballo se ha consolidado por la derecha, mientras la izquierda ofrece el despliegue de José Hernández, en un puesto que ha ocupado muchas veces Eduardo Maceira, un polifuncional que le da al técnico la posibilidad de ubicarlo en la contención o como enganche.

Caraballo recuerda las playas de su Carúpano, a su familia y amigos, feliz de la alegría que les están dando. Comenzó en el club Centro Árabe, siempre de delantero, con el profesor Frank Giménez. Menciona con agradecimiento a sus entrenadores, como a Rolando Bello en el Caracas. “Siempre me aconsejó para llegar donde estoy”. Tuvo el debut soñado en los Rojos marcando dos goles. “El profesor Ceferino (Bencomo) me dijo que hiciera lo que yo sé. Jugar con profesionales fue una gran experiencia, un orgullo para uno”. Compartió el equipo y el cuarto con Fernando Aristeguieta.

Maceira comenzó en el colegio Los Arcos de Caracas, donde hoy siguen el torneo con orgullo. Después de una prueba, se incorporó a la Sub-18 del Real Esppor. “Me llamaron y es mi equipo actual, donde me estoy formando”. También debutó en la Copa Venezuela. Sus padres, Reinaldo y Claudia, están en San Luis como parte de la barra vinotinto, junto a su hermano Daniel, que a los 14 años también juega con los merengues.

Ambos se adaptaron a sus nuevos lugares. El oriental se mueve por la banda sin dejar de mirar el arco. “Tengo tiempo trabajando así y me siento bien. Uno agarra su confianza”, dice. “ En mi equipo juego de volante 10, pero no tengo ninguna preferencia, me gusta jugar en todas las posiciones”, afirma el caraqueño como un profesional.

El número 15 pregona el buen presente. “Es una emoción muy grande, estamos invictos en el hexagonal y podemos dar más. El 8 enfatiza que “es una sensacion inolvidable, estamos haciendo historia en nuestro país”. Caraballo tenía como referencia a Chiqui Meza y lo emocionó jugar con él. Ambos admiran a Rondón y Maceira agrega a Arango y Rincón, mientras proclama el anhelo común: “Sueño tener la camiseta vinotinto, no hay palabras para describir esa sensacion. Estamos claros en nuestra meta y sé que lo vamos a lograr”. Recorren oriente y occidente y están atentos a Los Arcos, los dos.

(Columna publicada en el diario Panorama el 23.4.2013)

ebroner@gmail.com

Twitter: @ebroner

22.4.13

El sueño real de 23 muchachos



En las habitaciones del hotel Quintana de San Luis el control remoto de los sueños sintoniza el mismo canal. Los 23 chicos vinotinto sub-17 se comportan como adultos y viven como profesionales sabiendo que ese es el camino para aterrizar en Emiratos Árabes. Surgieron de diferentes puntos de Venezuela y se unieron en una autopista que recorren mirando el cartel que anuncia que falta poco. En Catia lo sueña también la mamá de Beycker Velázquez, el arquero que empuja a sus compañeros con su seguridad. Sus colegas trabajan tan fuerte como él: Pedro Ramos, que ya sabía lo que era jugar en Argentina, y Enmis Rodríguez, que hace unos meses vio en Carabobo que su potencial podía darle una profesión.

El capitán Franko Díaz fue palpitando este momento en su infancia en Guanare y junto a José Manuel Rey en Lara; José Luis Marrufo acumula la tradición futbolera de Turén, Juan Tineo la trae desde Valencia como Diego Osío, mientras Jesús Núñez lo siente desde la cuna tachirense con vivencias en Buenos Aires. El embajador de Carúpano José Caraballo representa la técnica irreverente del Caribe, Eduardo Maceira tiene en vilo a todo el colegio Los Arcos, Andrés Benítez duplica el espíritu guerrero con su origen barinés y su presente en Trujillanos, al lado de Francisco La Mantia, toque y esperanza de todo niño que nace en Mérida. José Hernández vuela como aprendió en el Santo Tomás de Aquino.

David Zalzman busca la meta desde Maracay, con la sabiduría de haber estado en el Barcelona, así como Luis Rodríguez agregó el picante mexicano a su pasión de San Cristóbal. Los que concretan en la red quieren llegar lejos. Andrés Ponce con el orgullo zuliano y Ronaldo Peña, de tradición familiar de Acarigua. Los empuja la ilusión que traen Douglas Martínez desde Yaracuy, los merideños Nicolás Márquez y Adalberto Peñaranda, el tachirense Jhony Camacho, las olas de La Guaira con Leomar Pinto y la experiencia española de Samuel Marquina. Con su conducta ejemplar y su juego de tono mayor escriben otro cuento de “Las mil y una noches”, seguros de que pronto les tocará pasar una desvelados con sonrisa mundialista.

(Columna "Gol de Venezuela" publicada en Últimas Noticias el 22.4.2013

ebroner@gmail.com

Twitter:@ebroner

20.4.13

El regreso del capitán



Ayer en la mañana, los jugadores de la Selección caminaron las 8 cuadras que separan al hotel de la Catedral de San Luis. Distendidos, despejaban sus mentes por las amplias aceras casi vacías. Algunos rezaron, caminaron por la calle peatonal, firmaron autógrafos a una familia de Margarita y conversaron con jóvenes de su edad en la frondosa Plaza Pringles.

Franko Díaz estaba con la ansiedad de su vuelta del próximo domingo tras la suspensión. “No aguantaba más, estaba desesperado viendo los juegos en el palco. Sentía tristeza, quería meterme en la cancha. Con Perú va a ser el partido más difícil”, comentó con la claridad generalizada que no les permite creer en el favoritismo que les llega por primera vez. Con su madurez adelantada explica que no les afecta que sus amigos tengan mayores diversiones: “Nosotros elegimos esta vida profesional en el fútbol y estamos concentrados 100 por ciento en el objetivo que queremos”.

Nacido en Guanare, siguió los pasos de su padre Mauro, que jugó en Llaneros y Chacao. Comenzó en el club Hispano hasta que se sumó al Deportivo Lara. Allí encontró referentes importantes. “José Manuel Rey me da consejos para seguir por el buen camino. Me siento muy orgulloso de estar con él y Marcelo Maidana. Admiro a Tomás Rincón y a Juan Arango, queremos imitarlos”.

Sus padres estuvieron en San Luis para el primer juego y los siente presentes. “Están orgullosos de mi y de todo el equipo. Tenemos un gran grupo, somos una familia”. Asume las responsabilidades del capitán: “Hay que ordenar a la defensa, estar compactos en todas las líneas, corregir los errores. La línea de 3 ha resultado muy bien con los buenos centrales que tengo al lado”. Su juego aéreo pesa en las dos áreas y generó el gol ante Ecuador”,

En la práctica de la tarde en el club Juventud entregó todo pensando en el desafío inminente y transmitió seguridad por la respuesta física: “Tuvimos una gran preparación, los 10 meses nos han servido de mucho. Trabajamos con intensidad muy grande y al siguiente partido es igual. Los muchachos están muy activos, muy energéticos”.

Ya pagó por su expulsión y el domingo se verá su coraje en cada acción. “Yo fui con la mayor intensidad para buscar la pelota, pero el árbitro lo vio de otra manera. Seguiré siendo el mismo Franko, dando el 100 por ciento”. Vuelve el capitán de un batallón que se fortalece cada día.

(Columna publicada en el diario Panorama el 20.4.2013)

ebroner@gmail.com

Twitter: @ebroner

19.4.13

El Príncipe de Turén



La gran actuación vinotinto ante Brasil tuvo tranquilidad para afrontar el desafío en todas sus piezas, pero cada partido tiene momentos para contagiar confianza y uno de ellos fue a los pocos minutos cuando José Luis Marrufo salió con el balón desde su área dejando atrás a los delanteros rivales. “Dijimos que íbamos a jugar de tú a tú, que era un partido más. Esa claridad me la ha dado Dios y la experiencia de los juegos anteriores. Es la característica de uno. Cuando presionan mucho hay que lanzarla, pero se dio la circunstancia de salir jugando al comienzo”, explicó el muchacho nacido en Turén con la misma sonrisa y calma con la que llevaba la pelota.

Otra vez Beycker Velázquez comenzó la cadena de la convicción y así lo ve el zaguero: “La seguridad comienza en el portero y luego nosotros. Si la tocamos, también los volantes, todos. Y eso fue lo que hicimos, nos olvidamos que era Brasil, somos personas iguales. Sus delanteros son muy veloces, pero los esperamos con inteligencia, aguantando hasta el último segundo para despojarlos del balón”.

Estando en desventaja, Marrufo era uno de los que proclamaba que había que seguir igual. “Estábamos tranquilos, decíamos que todavía quedaba mucho, que en el segundo tiempo con la mente fresca replanteamos el partido y lo sacamos adelante. Y así fue”. Mantuvo su regularidad con distintos compañeros. “Somos una familia muy unida, nos llevamos muy bien y eso se ve reflejado en la cancha. No importa quién esté”.

Desde los 5 años su padre lo acompañaba a los entrenamientos en el estadio Víctor Julio Ramos. Ya se suma a la lista de vinotintos surgidos en Turén, como Gilberto Angelucci, los hermanos Romo, el Católico Oscar Rojas y Henry Pernía, con quien conversa seguido: “Me aconseja mucho, me dice que ya el paso al Mundial está ahí, que siempre tenemos que dar el extra”.

Ya en la Sub-20 del Caracas, recuerda que en el Sudamericano Sub-15 las piernas no estaban preparadas para los segundos tiempos, pero toma la experiencia con orgullo: “Luchamos por nuestro país y ahora se están viendo los resultados, nos ha ayudado mucho ese roce”.

Su admiración por Amorebieta y Vizcarrondo se extiende a un histórico: “José Manuel Rey genera mucha confianza y quisiera ser algún día como él. Quiero darle la alegría al país de este Mundial y luego con la Sub-20”. El aspirante a Rey tiene buenas credenciales, ya es príncipe en San Luis.

(Columna publicada en el diario Panorama el 18.4.2013)

ebroner@gmail.com

Twitter: @ebroner

17.4.13

Ronaldinho Llanero



Pablo Peña jugaba en el Portuguesa en la temporada 93-94, cuando en Brasil comenzaba a deslumbrar Ronaldo Nazário de Lima, que a los 17 años integró el plantel campeón en Estados Unidos ´94. La admiración continuó con los goles en el PSV Eindhoven y en el Barcelona, a tal punto que cuando nació su hijo, que originalmente se iba a llamar Pablo, le puso el nombre del Fenómeno.

Ronaldo Peña también se hizo fanático del brasileño y tomó cosas de su juego, como cuando frena sorpresivamente para arrancar hacia otro lado. Es una de las figuras de la Vinotinto Sub-17 y recuerda con emoción sus comienzos: “En Portuguesa aprendí con los profesores Oscar Pacheco y Villegas. Cuando tenía 14 años, hubo una prueba para el Caracas en Acarigua y estaba Rolando Bello, que ahora es mi entrenador y me ha enseñado muchas cosas”. Tiene como espejo a Salomón Rondón y a Juan Arango, pero también a un ídolo de su estado: el “Buda” José Torrealba.

Rapidísimo, habilidoso, de largos recorridos, es una amenaza para cualquier defensa. Su corazón lo empuja en San Luis. “Son partidos muy intensos, la actitud de nosotros fue clave. Puse todo de mí para apoyar al equipo. El primer día me costó por el clima, estaba como ahogado, pero después me adapté e hice mi trabajo”.

Socio de Andrés Ponce, se los ve siempre juntos. “Me entiendo muy bien con él, es como un hermano, compartimos la habitación y hablamos mucho. Siempre le digo que demos todo porque tenemos que ir al Mundial”. El golazo a Paraguay nació de un pase suyo, que recordó la combinación entre Arango y Rondón para ganarle a Colombia en Puerto Ordaz.

Ante los colombianos tuvo que reacomodarse como volante por la izquierda, siempre bien dispuesto. “Como soy rápido, en el Caracas me ponen de 9, pero voy sobre la raya, porque tengo más cruce y pateo. Buscarla abajo es parte de mi trabajo. Al final estaba reventado, pensé en mi mamá, que es la que me da fuerzas para seguir adelante. Estoy feliz, pero no relajado. Pienso en mi familia, en mis amigos y en toda Venezuela. El regalo más lindo va a ser clasificar al Mundial y lo vamos a hacer”.

Cuando surgió Ronaldo de Assis Moreira, campeón mundial Sub-17 en 1997, le pusieron el nombre en diminutivo, junto a la referencia de su estado: Ronaldinho Gaúcho. El toque de Peña para el gol de Ponce fue con la clase del crack de Atlético Mineiro, como para llamarlo Ronaldinho Llanero.

Columna publicada en el diario Panorama el 16.4.2013

ebroner@gmail.com

Twitter: @ebroner

14.4.13

Arco del triunfo



Ya confirmada la secuencia de rivales para los cinco juegos de domingos y miércoles, se avecinan las máximas exigencias. Paraguay y Brasil, luego la posibilidad de un Perú accesible, para que la pelea final sea con Uruguay y Argentina.

El favoritismo de los otros aumenta el coraje vinotinto, que comienza desde la seguridad del arquero Beycker Velázquez. El preparador Luis Giménez resalta su talento, cuenta que es una persona muy segura y así hace que el equipo confíe en él. Su solvencia sorprendió desde el debut.

Dudamel tiene un ojo especial para ese puesto y refuerza los mensajes. “Me pedía seguridad, que mantuviera ordenada la defensa, que les hablara a los volantes de primera línea, que estuviera pendiente de cada jugada. Todos hicimos un esfuerzo muy grande”, explica el caraqueño del sector popular de Catia, en cuyas canchas de futbolito han surgido grandes figuras. Recordó a su familia, a sus amigos y agradeció un envío de su hermana: “Un video muy alegre, motivador. Esto se lo dedico a ellos y a Dios”.

Renny Vega también había asombrado como juvenil, descolgando balones como si midiera varios centímetros más. Aconsejó a Beycker, quien también suple su menor estatura con un buen manejo del área. Lo admira, como a Alain Baroja y a Iker Casillas. El cuerpo técnico le inculca el conocimiento táctico para leer el juego, dada su mejor perspectiva. Entienden que hace crecer a sus compañeros, incluso con alguna jugada temeraria. Le piden que sea espontáneo.

Con la clasificación, advierte que falta mucho. “No hemos logrado nada, vamos a seguir con la misma humildad, con mucha lucha, garra, actitud. Valora el punto ante Colombia y agradece la ayuda de los postes: “Diosito siempre estuvo con nosotros en la cancha”. El cero con Paraguay lo analiza sin vueltas: “Se tomaron el partido muy tranquilos y nosotros también, porque nos servía para clasificar. Nos repartimos la pelota”.

Tiene claro que el domingo será diferente. “Paraguay va a salir con todo, igual que nosotros. Vamos a luchar por nuestro país, por nuestra familia, por toda la gente que nos apoya en Venezuela. No vamos a regalar nada para seguir más cerca de nuestro sueño”.

Sus compañeros de portería son Pedro Ramos, otro líder al estilo Dudamel, y Enmis Rodriguez, de mucho potencial. Hoy con el nuevo Renny Vega bajo los tres palos, están convencidos de que ocupan el arco del triunfo.

Columna publicada en el diario Panorama el 13 de abril.

ebroner@gmail.com

Twitter: @ebroner

7.4.13

Masía vinotinto



Los torneos juveniles siempre encontraban a los venezolanos en desventaja, por su formación tardía. Aunque sigue existiendo una carencia, el talento que siempre surge en el país encuentra escuelas para canalizarlo más temprano y algunos lo desarrollaron en canchas del exterior. Uno de ellos, en el actual mejor equipo del mundo, cuyo éxito está basado en sus menores.

David Zalzman comenzó a los 7 años en el Maristas de Maracay, representó al estado de Juan Arango y jugó en la escuela del capitán, con Norman Castillo como entrenador de ambos. Zurdo, siempre 10, admirador de su coterráneo y de Ronaldinho, tuvo un técnico que en el campo marcaba a los cracks como él: Franco Rizzi. ”Con su academia viajamos a un torneo en Ibiza, donde participó el Barcelona y fue la primera vez que me vieron. Después hubo otro en Barcelona, por suerte me fue bien y decidieron mi fichaje”.

Con la misma claridad con la que maneja el balón, describe lo que fue aprendiendo: “El estilo y la velocidad para mover la pelota, la intensidad. A defender cuando no tenemos la pelota o a buscar los espacios para recibirla sin marca”. Se percibe la asimilación, viéndolo en el terreno, pese a la tarjeta que lo condicionó a los 5’ con Ecuador.

Con Xavi como referente, siempre veía al equipo mayor. “Ellos eran nuestra imagen a seguir, aprendía mucho”. Recuerda con mucho afecto a sus compañeros y al técnico Albert Benayes. En La Masía absorbió los fundamentos del enganche: “Hace falta paciencia, porque muchas veces te cuesta recibir balones. Cuando te llegue la oportunidad, hay que reaccionar bien para elegir una buena jugada y que el equipo marque”. Un ojo apunta al arco, el otro a los delanteros.

Valora la oportunidad en este Anzoátegui ganador y confía en la Sub-17: “Estamos con mucha ilusión, tenemos la capacidad para lograr el objetivo. Hemos luchado muy duro, sabemos que vamos a lograrlo”.

Lo marcó ver a la selección mayor en el Monumental junto a la hinchada vinotinto: “Una sensación indescriptible, con el himno, la gente que nos apoyaba. Siempre lo vamos a tener presente. Vamos a defender los colores de un país y no los vamos a defraudar”.

Una tarde en Barcelona vio a Messi y no alcanzó a saludarlo. Lo hará con la camiseta vinotinto o la de un club europeo. El número, el pie izquierdo, el lugar donde crecieron y el orgullo por sus selecciones harán que se entiendan en un instante.

Columna de Edgardo Broner publicada en el diario Panorama el 7.4.2013

ebroner@gmail.com

Twitter: @ebroner

4.4.13

XVI Curso de Periodismo Deportivo



XVI CURSO DE ESPECIALIZACIÓN EN PERIODISMO DEPORTIVO

11 de mayo al 22 de junio de 2013

DIRIGIDO A:

• Periodistas

• Estudiantes de Comunicación Social u otras carreras

• Comunicadores y locutores que trabajen en deportes

• Profesionales de otras áreas que quieran incursionar en la comunicación deportiva.

CONTENIDO:

• Análisis de la cobertura periodística actual en Venezuela: debilidades y necesidades.

• Periodismo escrito, radial, televisivo.

• Periodismo en Internet. Servicios de información deportiva. El periodista multimedia.

• Béisbol, fútbol, básquet y automovilismo: el deporte y su cobertura.

• Los reglamentos, su interpretación y uso.

• Deportes olímpicos: presentación y cobertura.

• Manejo de la voz en los deportes. Programas y transmisiones.

• Producción y comercialización de espacios deportivos.

• Fotografía y videos deportivos.

. El informador de campo en las transmisiones.

• Entrevistas. Cobertura de eventos, crónicas.

EQUIPO DOCENTE:

Coordinador académico: Edgardo Broner

Coordinador periodístico: Daniel Chapela

Coordinador de logística: Allan Hrastowiak

Conferencistas invitados: el equipo docente está conformado por reconocidos comunicadores y personalidades vinculadas al mundo del deporte y los medios informativos, como:

Humberto Acosta, comentarista del circuito de los Leones del Caracas.

Fernando Arreaza, narrador de Venevisión y del circuito de los Leones del Caracas.

Williams Brito, jefe de redacción del diario Líder.

Bruno Burger, comentarista de Fórmula 1 en Meridiano TV.

Héctor Cordido, Gerente de Deportes de Venevisión, comentarista del circuito de los Tiburones de La Guaira.

Eumar Esaá, periodista de Últimas Noticias, encargada de deportes olímpicos.

Cristóbal Guerra, periodista de Unión Radio y el diario El Nacional.

Nelson Pulido, director de videografía de la Cadena Capriles.

Carmen Riera, Directora de periodismo gráfico y audiovisual de la Cadena Capriles.

.Jaime Nestares, Director General de Radio Caracas Radio y 92.9 FM.

Ignacio Serrano, periodista del diario El Nacional, encargado de la fuente de béisbol.

José Manuel Vieira, periodista y locutor especializado en programas y transmisiones deportivas, manejo de la voz y doblajes.

Efraín Zavarce, comentarista de Venevisión y del circuito de los Leones del Caracas.

FECHAS:

Se dictará durante 6 sábados, en horario de 9 a.m. a 6 p.m.

Mayo 11, 18 y 25

Junio 1, 15 y 22

LUGAR:

Conjunto de Auditorios de la Universidad Simón Bolívar.

COSTO:

Tres pagos de Bs. 1.190 (estudiantes, de Bs. 990). Hay un descuento de 10% por pago único. Para confirmar la inscdebe realizarse un depósito en efectivo hasta el 22 de abril en la cuenta corriente número 0105-0024-95-1024224287 del Banco Mercantil, a nombre de Funindes-USB y enviar copia voucher a mercadeo-funindes@usb.ve o por fax al (0212) 906.39.21.

TRANSPORTE:

En cada sábado de curso, un autobús de la USB saldrá a las 8 a.m. de la parada ubicada frente al antiguo McDonald’s de El Rosal (cerca de la estación de Metro Chacaíto), regresando al final de la jornada

INSCRIPCIONES E INFORMACIÓN:

Teléfono: (0212) 906.39.20

Fax: 906.39.21

E-mail:ebroner@usb.ve

Twitter: @periodismoUSB

2.4.13

Ilusión zuliana



La inauguración del Sudamericano Sub-17 encontrará esta tarde a la Vinotinto fuera del campo. La fecha libre implica la desventaja de jugar luego cuatro partidos seguidos y el atenuante de observar hoy a sus rivales. Colombia-Paraguay y Argentina-Ecuador serán los dos espectáculos en el paisaje de montañas del estadio Juan Gilberto Funes, con ojos zulianos observando.

Andrés Ponce llegó a Argentina con la misma ilusión con la que le dijo a su padre que quería jugar al fútbol y canalizó en el club El Tablazo. Comenzó como central hasta que se dio cuenta de que se sentía cómodo de delantero. Admiraba al brasileño Rolando y ahora quiere ser como Salomón Rondón. Él mismo define sus características: “el cabezazo, la fuerza, el rebote, soy un jugador explosivo, que va bien por arriba, no da una pelota por perdida y siempre quiero seguir mejorando”. Su timidez inicial se convierte en confianza como al recibir un balón.

Cuando lo detectaron del Unión Atlético Maracaibo, le complicaba llegar desde su casa en Sierra Maestra. Hoy agradece esos años de preparación y los consejos de sus entrenadores Frank Flores y Fernando Villalobos. Lo entusiasman sus predecesores Yohandry Orozco y Manuel Arteaga. “Siento un gran orgullo, son maracuchos igual que uno”.

En el Táchira le está yendo bien con ese ambiente exigente. “Daniel Farías me dice que haga mi trabajo como si estuviera en mi barrio, que juegue tranquilo”. Con la camiseta aurinegra debe pegarse a la banda, con obligaciones defensivas; en la Sub-17 es delantero centro, se siente empujado por un país. Ya en la sede del torneo, transmite seguridad: “Estamos bien concentrados, motivados, tenemos la gran ilusión de ir al Mundial. Estoy seguro de que vamos a ir, todos lo visualizamos. Ya se verá quién es quién”.

Con 16 años, acumula roce internacional. Fue al torneo de la Academia Tahuichi de Bolivia con el Unión y le anotó dos a Uruguay, para volver a marcarle, como a Chile, en el Sudamericano Sub-15. Viene anotando en los amistosos y lo analiza: “Siempre me concentro, me gusta pensar en hacer muchos goles, que el equipo gane, que no se descarrile de nuestro objetivo que es ir al Mundial. Como delantero quiero ser muy participativo”. Los grandes desafíos le llegaron muy temprano y luce con la mente preparada, como si la autopista hacia el estadio de San Luis fuera la Circunvalación 2, testigo de sus primeros gritos.

Columna de Edgardo Broner, publicada en el Diario Panorama el 2/4/2013

ebroner@gmail.com Twitter: @ebroner

13.3.13

Partidos multipuntos



Cuando se enfrentan dos rivales directos se dice que son partidos de 6 puntos, porque el que gana suma 3 y le quita la posibilidad de sumar 3 al perdedor. El domingo Quilmes e Independiente jugarán un partido diferente, porque cada triunfo cervecero equivale a 3 victorias del Rojo. Si gana Quilmes, sacará una ventaja equivalente a 9 puntos y además evitará que Independiente sume 3. Por eso es un partido de 12 puntos, 9 + 3. También cada derrota cervecera equivale a 3 caídas de los de Avellaneda. Si Quilmes pierde, caerá 9 puntos en relación al Rojo, que además sumará 3. También por ese lado es un duelo de 9 + 3, 12 puntos. Y si juegan Quilmes y San Martin de San Juan, donde cada triunfo quilmeño equivale a 2 del santo sanjuanino, ¿de cuántos puntos será ese partido?

7.2.13

Divide y clasificarás



Caracas comparte el grupo 8 de la Libertadores con Fluminense, Gremio y Huachipato de Chile. Como se sabe, juegan todos contra todos a dos vueltas. Supongamos que Caracas empata sus 6 partidos, Huachipato pierde las dos veces en Brasil y Fluminense le gana los dos juegos a Gremio. ¿Qué otros resultados deberán darse en Chile para que Caracas ocupe el segundo lugar sin compartirlo? Responde por tuiter a @loscronistas o por correo electrónico a loscronistasur@gmail.com.

6.2.13

Lógica riquelmista



Los hermanos Víctor y Felipe, gemelos idénticos, saben exactamente lo que sucederá respecto al regreso de Riquelme a Boca. Pero Víctor dice siempre la verdad y Felipe siempre miente. Tenemos la posibilidad de hacerle una sola pregunta a uno de ellos, sin saber cuál de los dos es. ¿Qué podríamos preguntarle para que con la respuesta podamos saber si Riquelme jugará en Boca o no? Escribe tu propuesta a futbolpensado@gmail.com

8.1.13

Los verdaderos porcentajes de Messi



Como en 2012, confunde el anuncio del porcentaje con que Messi ganó el Balón de Oro. El anuncio de la FIFA fue que lo logró con el 43.60 % del los votos, pero en realidad más del 60 % lo eligió como el mejor.

Votaron por Messi como número 1 el 60,12 % de los capitanes, 98 de los 163.

El 70,70 % de los técnicos votó por él como número 1. Fueron 111 de 157.

De los 156 periodistas designados por France Football, 91 votaron por Messi como 1, el 58,33 %.

Totalizando, de 476 votantes para el Balón de Oro, 300 eligieron a Messi como número 1, es decir un 63,02 %.

El 41,60 o/o que menciona FIFA no es de los votos, sino de los puntos. Cada elector da sus 3 preferidos, a los que se les otorgan 5, 3 y 1 punto. Si todos hubieran votado a Messi como 1 iba a tener solo el 55,55 %, no el 100%. Para lograr esto último, todos lo tendrían que haber votado como primero, segundo y tercero. Absurdo. En definitiva, ganó por amplia mayoría, cosa que no demuestra ese 43%, que es de otra cosa.