Como en el 86, por Edgardo Broner

Fútbol Pensado le da 86 veces la pelota al lector más allá de la mitad de la cancha para que pueda hacer el mejor gol de la historia. seguir leyendo

27.4.13

Teleférico a Dubai



Mérida es tierra de fútbol, cuna de grandes jugadores como Richard Páez, y también está presente en el plantel mundialista a través de Francisco La Mantia (se pronuncia acentuando la “i”) y Nicolás Márquez. Ambos comenzaron en la Academia Emeritense, conducida por los hermanos del entrenador que cambió el rumbo vinotinto, pasaron al Country Club y siguieron con los anhelados colores de Estudiantes, la pasión de quienes aman el fútbol con el Pico Bolívar de testigo. Ahora el teleférico los llevará al Mundial.

Volante de contención con asistencia perfecta, La Mantia corta balones y toca bien. Entiende que deben hacer una vida diferente a la de sus amigos. “Es lo que uno eligió como estilo de vida, todos amamos esto y seríamos capaces de soportar cualquier cosa por nuestra pasión”. También ve claro el juego: “Hay que tratar de manejar los tiempos. El profesor me pide que mantenga al equipo bien ordenado, juegue a dos toques y me sume al ataque”. Se complementó con distintos compañeros: “Hay muy buena comunicación entre nosotros, respaldándonos siempre”. Dueño de los tiros libres con el pie derecho, fue practicando y mejorando. “Lo que más cambié es la intensidad para disputar cada pelota”, analiza.

Márquez llegó marcando goles para Estudiantes entre los mayores, pero tuvo que esperar en el banco. Dudamel elogió su dedicación y explicó que su presencia empujaba al gran rendimiento de Peña y Ponce. El número 19 aguantaba: “Tenía dos delanteros de gran jerarquía delante. Estaba feliz por el equipo, pero algo angustiado porque no podía jugar. Se me dio la oportunidad y creo que la supe aprovechar. El profesor me dijo que pusiera toda mi jerarquía a conveniencia del equipo. Peña por el costado demostró que es muy bueno, los tres nos entendemos muy bien”.

Hinchas de Estudiantes, valoran la historia de sus técnicos Chuy Vera y Ruberth Morán, más a Ricardo Páez en el orgullo por esa camiseta. Rincón es el referente de La Mantía, Rondón de Márquez. El volante agrega a Zidane, el delantero a Ronaldo y Ronaldinho.

Sus familias estuvieron al comienzo en San Luis y ahora se emocionaron por teléfono. Están a la cabeza de las dedicatorias y las extienden al apoyo del país que pudieron unir. Con Argentina quieren borrar la única derrota y coinciden: “Trabajamos para ganar todos los partidos”.

La Ciudad de los Caballeros es también de los mundialistas.

(Columna publicada en el diario Panorama el 27.4.2013)

ebroner@gmail.com

Twitter: @ebroner

No hay comentarios:

Publicar un comentario