Como en el 86, por Edgardo Broner

Fútbol Pensado le da 86 veces la pelota al lector más allá de la mitad de la cancha para que pueda hacer el mejor gol de la historia. seguir leyendo

19.2.14

El show que continúa



El debate sobre la realización de la jornada del fin de semana ignoró la seguridad de la familia futbolística como tantas veces en las que prevaleció el lema del espectáculo que debía continuar. Sobran antecedentes en situaciones mucho más extremas, como la Masacre de Múnich. que apenas detuvo unas horas los Juegos Olímpicos de 1972. Cuando en 1976 se produjo el golpe militar que instaló la dictadura en Argentina, entre los comunicados con medidas que aterraban surgió uno autorizando la transmisión del partido que su selección iba a jugar en Polonia esa tarde. Los futbolistas estaban afectados por las noticias pero se presentaron, como cuando en Alemania ´74 les había tocado salir al campo el día de la muerte del Presidente Perón.

El campeonato venezolano es el único que se detiene en Carnaval y Semana Santa por las dificultades de los traslados, pero ahora hubo resistencia a las postergaciones pese a que varios equipos las plantearon. En 1989, se habían suspendido las garantías tras el Caracazo y a las 6 de la tarde regía el toque de queda. El calendario de la Libertadores contemplaba la visita de los brasileños Bahía e Internacional al Brígido Iriarte. Se jugó por la mañana y sin público para poder cumplir. Eso mismo se decidió ayer a última hora en San Cristóbal. Antes de la Copa América 2001 en Colombia, el secuestro del directivo Hernán Mejía hizo que la Conmebol decidiera trasladar el evento al sur de Brasil, donde se podía responder al negocio televisivo aun sin hinchas. Tras la liberación, Colombia disfrutó su Copa de la Paz.

El balón es un elemento de confraternidad. La gente encuentra alivio mirando un partido, aunque el espectáculo puede esperar si se pone en riesgo a los planteles y a los hinchas. La televisión gobierna el fútbol, algo que todavía no pasa en el torneo local. El juego en Maracay solo tuvo como testigos a los que estuvieron en el estadio, porque los móviles de transmisión no pudieron trasladarse. La falta de decisión distribuyó tensiones innecesarias en cada escenario. Y a diferencia del dilatado caso del seleccionador nacional, se desatendió la seguridad de miles.

Columna publicada el 17.2.2014 en el diario Últimas Noticias.

ebroner@gmail.com

Twitter: @ebroner

10.2.14

Fútbol interino



Rusia 2018 se está alejando de las posibilidades vinotinto con cada día de demora para definir la futura conducción de la Selección, que debería ser presente y con trabajo ya acumulado. La postergación hasta mayo estirará a más de un semestre la acefalía, olvidando que los buenos resultados de 2011 provinieron de la continuidad con que se encaró la preparación previa. Se sabe que los éxitos venezolanos requieren un esfuerzo mayor y eso no admite improvisaciones.

Mientras tanto crece una lista de candidatos de humo, que jamás serán elegidos, para una decisión que luce tomada y que no considera más que a los tres técnicos con éxitos recientes. No obstante, Eduardo Saragó, que encabezaba las apuestas a finales de año, jamás se reunió con el presidente de la Federación ni tuvo oportunidad de presentar su proyecto.

En el show hay una comisión, que jamás tuvo peso, contactando a varios entrenadores y generando declaraciones, a su vez desmentidas por quien siempre ha tomado la decisión. Hasta una broma que generó una llamada a un técnico argentino repercutió con entrevistas al personaje.

El 5 de marzo en Honduras se presenta la única posibilidad en seis meses para reunir a los futbolistas por tratarse de una fecha Fifa. No habrá otra hasta los días previos a la Copa del Mundo, cuando el territorio venezolano ofrecerá escenarios ideales para las selecciones que irán a Manaos o a otras sedes del norte brasileño, como para haber organizado ya una serie de partidos que jamás se podrían conseguir, con Inglaterra o Italia por ejemplo. La casualidad hará que aterrice algún equipo.

El nuevo seleccionador tendría en Centroamérica la gran oportunidad de transmitir sus mensajes y compenetrar a un grupo que sigue en la incertidumbre. Hasta mayo habrá ahorro federativo y ruido alrededor de la obra que seguirá en cartel dilatando el nombramiento. Se anuncia un estratega interino, por lo que no tiene sentido que Salomón Rondón ni las demás figuras recorran miles de kilómetros para algo que no tendrá nada que ver con el trabajo posterior.

Nueva Zelanda queda muy lejos y mucho más todavía su Mundial Sub-20 de 2015, porque tampoco se designa al técnico de la Vinotinto en esa categoría. El Sudamericano de enero corresponde a la generación mundialista Sub-17, con talento para llegar a Oceanía, pero se va complicando hasta su ida a Maiquetía. El fútbol así será siempre interino.

Columna publicada en el diario Panorama el 9.2.2014

ebroner@gmail.com

Twitter: @ebroner

4.2.14

Encuentros cercanos (desafío en radio Continental)



En Brasil 2014 habrá 6 selecciones sudamericanas: Brasil, Argentina, Uruguay, Chile, Colombia y Ecuador. Como se sabe, estarán en 6 grupos diferentes.

Recordando que los dos primeros pasan a octavos de final donde comienza la eliminación directa,

¿Cuántos partidos como máximo podrá haber entre selecciones sudamericanas en el Mundial?

No es necesario revisar los detalles de los cruces del calendario, la respuesta será la misma.

Enviar las respuestas al correo electrónico futbolpensado@gmail.com, indicando si prefieren ir al Museo de Boca o al de River.

Se perdió hace cinco años



Sreten Petkovic, el entrenador que llegó desde la antigua Yugoslavia en 1992 junto a Ratomir Dujkovic, fue desde Maiquetía a Valencia para descubrir, en un Mundialito del estadio Misael Delgado, el fútbol del país en el que iba a trabajar. La caída de los jóvenes vinotinto evidenció sus carencias y el veterano estratega sentenció: “Este partido se perdió hace cinco años”. Se refería a que los muchachos no habían tenido la formación temprana imprescindible para enfrentar a las otras selecciones. Cuando la brasileña, con Dida en el arco, se impuso solo 2 a 0, dijo dos palabras: “Brasil diplomatique”, en un español forzado que dejaba claros sus mensajes. Pese a la evolución se siguen perdiendo juegos por las debilidades formativas.

Curiosamente la caída de Caracas ante Lanús fue un partido que se había ganado hace cinco años, pero también se empezó a perder desde 2009. Los Rojos habían armado un equipo muy fuerte, interrumpiendo su política de puertas abiertas para quien tuviera una oportunidad en el exterior e incorporando a figuras del primer nivel. Luego prevaleció la idea de exportar a primera vista y promover a los juveniles, con la mejor estructura nacional a la que se suman las promesas del interior. La formación todavía tardía bastaba para las exigencias del torneo local. Lanús también fue vendiendo, de manera más selectiva, pero sus juveniles llegaban fortalecidos a primera división.

Con esos antecedentes se encontraron en un Olímpico mal maquillado. Los locales comenzaron a prepararse antes, pero las diferencias quedaron marcadas desde el inicio. La lógica no se tomó las vacaciones que el fútbol le permite y fue una desilusión para los miles de hinchas multiplicados en cada Libertadores, que llenaron de cantos el ámbito universitario. Las pantallas dejaron un lugarcito para apreciar la seguridad de Baroja, la solvencia de Tucker, la chispa de Cariaco González y el empuje colectivo. Y mostraron el penal inventado que estiró la distancia para este jueves en Argentina, un partido que se empató hace cinco años, cuando también se empezó a perder. Ya se juega la Libertadores de 2019.

Columna publicada en el diario Últimas Noticias el 3.2.2014

ebroner@gmail.com

Twitter: @ebroner

2.2.14

Entrenadores cambiarios



Las redes sociales se inundaron de mensajes tras las nuevas medidas de control de cambios. Cada tanto alguien sentenciaba que el nuevo panorama imposibilitaba la llegada de un director técnico extranjero para la Vinotinto y encontraba eco dentro del agigantado clima de pesimismo entre los tipeadores. Se mencionó que ahora Marcelo Bielsa resultaría impagable, aunque la verdadera dificultad es que él siempre pidió proyectos transparentes e infraestructura. Y mientras circulaban cálculos e interpretaciones, el fútbol quedaba envuelto en el paquete.

Nada de lo publicado en la Gaceta Oficial tendrá influencia en la decisión que se anunciará en febrero. La economía federativa está inserta en el mundo Fifa, donde las leyes son propias y el flujo de caja es internacional. Basta con revisar los momentos del pasado en los que la compra de divisas requería la bendición gubernamental y lo que se sabe de los contratos con los seleccionadores. Pasó en los años ’90 y también recientemente.

Ya para la clasificación a Italia ´90 la televisión comenzó a pagar cantidades importantes en derechos para el exterior. No interesaba la selección local, pero la visita de Brasil convertía esos partidos en productos atractivos. El formato todos contra todos para Francia ´98 llegó a significar 10 millones de dólares solamente por ese rubro. Y luego los buenos resultados acercaron un aluvión de patrocinios.

Cuando se contrató a José Omar Pastoriza, surgió un complemento a sus ingresos aportado por una compañía de televisión argentina, también vinculada a los derechos. Fue una muestra de los caminos para alcanzar una cifra aparentemente alta, ya que siempre podrá haber empresas atraídas por un nombre o asociadas a un proyecto. Eso lo genera un Bielsa o una figura importante que se decida traer.

Se sabe que los contratos en dólares no son exclusividad de los técnicos extranjeros. Valen para los venezolanos también. Sabiendo de la caja internacional de la Federación y los patrocinadores que ahora pujan para estar cerca de la Vinotinto, señalar a los organismos cambiarios como impedimento para buscar una alternativa en otro país será solo una excusa.

Richard Páez podría haber ganado también una licitación abierta a todos. Pero no porque haya entrenadores a 6,30, a 11,36, ni otros que rocen lo ilícito. La Federación tiene su propia moneda y financistas para un cargo de interés nacional.

Columna publicada en el diario Panorama el 26.1.2014

ebroner@gmail.com

Twitter: @ebroner