Como en el 86, por Edgardo Broner

Fútbol Pensado le da 86 veces la pelota al lector más allá de la mitad de la cancha para que pueda hacer el mejor gol de la historia. seguir leyendo

2.2.14

Entrenadores cambiarios



Las redes sociales se inundaron de mensajes tras las nuevas medidas de control de cambios. Cada tanto alguien sentenciaba que el nuevo panorama imposibilitaba la llegada de un director técnico extranjero para la Vinotinto y encontraba eco dentro del agigantado clima de pesimismo entre los tipeadores. Se mencionó que ahora Marcelo Bielsa resultaría impagable, aunque la verdadera dificultad es que él siempre pidió proyectos transparentes e infraestructura. Y mientras circulaban cálculos e interpretaciones, el fútbol quedaba envuelto en el paquete.

Nada de lo publicado en la Gaceta Oficial tendrá influencia en la decisión que se anunciará en febrero. La economía federativa está inserta en el mundo Fifa, donde las leyes son propias y el flujo de caja es internacional. Basta con revisar los momentos del pasado en los que la compra de divisas requería la bendición gubernamental y lo que se sabe de los contratos con los seleccionadores. Pasó en los años ’90 y también recientemente.

Ya para la clasificación a Italia ´90 la televisión comenzó a pagar cantidades importantes en derechos para el exterior. No interesaba la selección local, pero la visita de Brasil convertía esos partidos en productos atractivos. El formato todos contra todos para Francia ´98 llegó a significar 10 millones de dólares solamente por ese rubro. Y luego los buenos resultados acercaron un aluvión de patrocinios.

Cuando se contrató a José Omar Pastoriza, surgió un complemento a sus ingresos aportado por una compañía de televisión argentina, también vinculada a los derechos. Fue una muestra de los caminos para alcanzar una cifra aparentemente alta, ya que siempre podrá haber empresas atraídas por un nombre o asociadas a un proyecto. Eso lo genera un Bielsa o una figura importante que se decida traer.

Se sabe que los contratos en dólares no son exclusividad de los técnicos extranjeros. Valen para los venezolanos también. Sabiendo de la caja internacional de la Federación y los patrocinadores que ahora pujan para estar cerca de la Vinotinto, señalar a los organismos cambiarios como impedimento para buscar una alternativa en otro país será solo una excusa.

Richard Páez podría haber ganado también una licitación abierta a todos. Pero no porque haya entrenadores a 6,30, a 11,36, ni otros que rocen lo ilícito. La Federación tiene su propia moneda y financistas para un cargo de interés nacional.

Columna publicada en el diario Panorama el 26.1.2014

ebroner@gmail.com

Twitter: @ebroner

1 comentario:

  1. La vinotinto ya necesita un entrenador extranjero y con experiencia que le de un nuevo aire al equipo Rochard Paez ya dio lo que iba a dar, la divisas son un gran problema pero la federación de futbol venezolana tiene que resolver. http://es.oddsring.com/

    ResponderEliminar